KIEV Internacionales -  9 de febrero 2014 - 10:53hs

La oposición ucraniana convoca nuevas manifestaciones contra el presidente

Los opositores ucranianos convocaron este domingo nuevas manifestaciones contra el presidente Viktor Yanukovich, quien tiene ahora varias opciones para tratar de poner fin a más de 80 días de crisis política.

En Kiev, los partidos de la oposición convocaron una nueva manifestación el domingo a mediodía en la plaza de la Independencia, ocupada por los opositores y rodeada de barricadas desde hace dos meses.

Los tres líderes opositores Vitali Klitschko, Arseni Yatseniuk y Oleg Tiagnybok tiene previsto tomar la palabra en la concentración.

"Esperamos que el poder haga concesiones y que los acuerdos con la oposición consigan resultados", dijo a la AFP Oleksander Zaverukha, de 29 años. "El poder no conoce el ambiente de aquí. Estamos decididos a permanecer hasta el final", añadió.

El presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, tiene teóricamente varias opciones, pero al mismo tiempo se encuentra presionado por diferentes actores que intentan imponer su influencia.

La presión más explícita viene por parte de Rusia, que le ofreció una ayuda financiera de 15.000 millones de dólares (11.000 millones de euros) y un tercio de reducción del precio del gas ruso, después de que Yanukovich rechazara firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea para mirar hacia Moscú.

Yanukovich y su homólogo ruso, Vladimir Putin, se reunieron el viernes por la noche en Sochi, donde se celebran los Juegos Olímpicos de invierno, si bien no trascendió ningún aspecto de la conversación.

La oposición ucraniana y los socios occidentales del país esperaban con impaciencia conocer los resultados de este encuentro.

Tanto Rusia como la UE y Estados Unidos esperan la designación por Yanukovich de un nuevo primer ministro para remplazar a Mykola Azarov, quien dimitió el 28 de enero. De la elección del nuevo jefe de gobierno dependerá la ayuda de estos países a Ucrania.

Sin embargo, parece poco probable que el presidente ucraniano pueda encontrar un candidato aceptable para Rusia, que quiere que Kiev respete sus compromisos con Moscú, y también para los países occidentales, que reclaman un gobierno "técnico" de unidad nacional, donde la oposición pro europea tenga un peso real.

Rusia condiciona la ayuda prometida al color del futuro gobierno ucraniano.

Los países occidentales anuncian una "substancial" ayuda que podrían ofrecer a Kiev, si bien también se muestran favorables a sanciones contra Yanukovich o sus allegados.

Estados Unidos, por su parte, apuesta por ayudas en colaboración con el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuyas estrictas exigencias son difíciles de aceptar por Ucrania.

Otra de las opciones de Yanukovich podría ser presentar al parlamento una ley de amnistía completa e incondicional para los manifestantes detenidos, una de las exigencias de la oposición.

Sin embargo, los manifestantes exigen ahora como prioridad una reforma constitucional para volver a la carta magna de 2004, que redujo los poderes presidenciales en favor del parlamento y el gobierno.

El presidente dice que está dispuesto a dialogar, incluso sobre una reforma constitucional, pero propone la elaboración de un nuevo texto, que podría durar varios meses. La oposición rechaza esta última opción.

Una operación de las fuerzas de seguridad contra la oposición en los próximos días parece también improbable, así como una marcha pacífica "a la georgiana" de los opositores para ocupar el parlamento, a causa del gran dispositivo policial.

No obstante, el tiempo apremia. La economía del país y su moneda muestran signos inquietantes.