TURQUÍA Internacionales -  30 de marzo 2014 - 11:47hs

Turcos votan masivamente en unos comicios municipales con tintes de generales

Las largas colas son la nota predominante hoy ante los colegios electorales de Estambul, donde se agolpan los votantes en unos comicios municipales que para todos los participantes parecen tener un carácter nacional y de examen al Gobierno.

"Ha votado ya más o menos el 50 por ciento de nuestro censo", revelaba a Efe uno de los delegados de mesa en un colegio electoral del centro de Estambul, cuando aún faltaban tres horas y media para el cierre de las urnas.

Voluntad de participación no falta: Kudret, empresaria de hostelería, ahora afincada en la costa mediterránea de Turquía, relata que ha viajado expresamente a Estambul para poder introducir su papeleta en la urna.

Ella es una de los 3,5 millones de turcos, de un censo electoral de más de 52 millones, que se calcula que se han traslado dentro del país para acudir a votar a sus localidades de origen.

En la urbe eurasiática, de 13 millones de habitantes, se produce una tensa competición entre el candidato a alcalde del gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP), de ideología islamista, y el del laico y socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), el mayor de la oposición.

"Votaré a Mustafa Sarigül del CHP, aunque se me revuelve el estómago", confiesa Kudret, quien se define como izquierdista y nunca ha apoyado a este partido, pero cree que en esta ocasión se impone el voto útil para frenar al AKP.

"Voté al CHP porque no queremos dictaduras", corrobora un anciano, que comparte la opinión, preponderante en este barrio de clase media, de que el AKP ha derivado hacia un autoritarismo inaceptable.

"Hace muchos años que no voto porque no creo en el sistema, pero esta vez he venido para votar al CHP", asegura el jubilado Mehmet.

La joven bibliotecaria Ezge, votante habitual de la izquierda kurda, confiesa haber cambiado su papeleta, también a favor del partido socialdemócrata.

Otros se mantienen fieles a la izquierda, que en Estambul compite bajo las siglas HDP, "para fortalecerla porque son los únicos que piensan en el medioambiente", dice un votante de esta formación, cuyo origen está en los círculos kurdos.

En este barrio están en franca minoría los partidarios del Gobierno, aunque, según los sondeos, forman la mayoría del censo de la metrópoli y darán al AKP una ventaja de entre cinco y seis puntos sobre el CHP.

"Al AKP, por supuesto", responde al revelar su voto una mujer de mediana edad que viste el típico pañuelo islámico que desde hace unos años marca a las simpatizantes del partido gubernamental, mientras varias jóvenes, ataviadas con el mismo "uniforme", prefieren no confesar a quién apoyan.

Pese a la tranquilidad reinante en el centro de Estambul, Lütfi, funcionario de puertos jubilado y votante del CHP, dice que teme "manipulaciones, no aquí, sino en los barrios de la periferia".

En el sur del país, en esta jornada electoral ya se han registrado ocho muertos y una treintena de heridos en varios enfrentamientos entre partidarios de distintos candidatos al puesto de "muhtar" (representante de barrio).

En el pueblo de Yuvacik, en la provincia de Gaziantep, murieron seis personas en un enfrentamiento con pistolas, rifles y fusiles de asalto, mientras que otras dos fallecieron en la provincia de Hatay.

Los "muhtar" a menudo no tienen afiliación política, pero en al menos uno de los choques los candidatos pertenecían al prokurdo Partido Paz y Democracia (BDP) y al AKP, respectivamente.

En las últimas elecciones municipales, en 2009, cinco personas murieron y 93 resultaron heridas en enfrentamientos entre seguidores de distintos aspirantes en las regiones del sur del país.