UCRANIA Internacionales -  15 de abril 2014 - 13:23hs

Se escuchan disparos en aeropuerto de Ucrania

Un reportero de The Associated Press escuchó varios disparos el martes en un aeropuerto en el este de Ucrania, después de que el gobierno envió tropas para arrebatar el control que tomaron hombres armados prorrusos.

El alcalde de Kramatorsk dijo que soldados ucranianos habían ocupado ahora el aeropuerto militar y bloqueaban la entrada.

Horas antes, en Kiev, el presidente en funciones Oleksandr Turchynov había anunciado una "operación antiterrorista" para erradicar a los separatistas prorrusos que se apoderaron de instalaciones gubernamentales en el este de Ucrania, fortalecieron sus posiciones y levantaron barricadas nuevas el martes.

Los insurgentes, muchos de ellos armados, continuaron apoderándose de edificios gubernamentales, policiales y administrativos en casi 10 ciudades de la región rusohablante al oriente del país, exigiendo más autonomía y más acercamiento en Rusia.

El gobierno local ha sido incapaz de controlar a los separatistas, además de que numerosos integrantes de las fuerzas de seguridad han cambiado de bando.

La agitación ocurre luego de que Rusia se anexó la península de Crimea, después de que el presidente prorruso fuese derrocado tras meses de protestas por parte de ciudadanos simpatizantes de Occidente.

La ciudad de Horlivka, situada cerca de la frontera con Rusia, donde la estación de policía local fue ocupada por separatistas se ha convertido en el principal sitio de manifestaciones en el este de Ucrania, donde al menos nueve ciudades parecen estar controladas por insurgentes.

Fuera de estación de policía un letrero pegado a las paredes hechas con neumáticos indicaba los productos que necesitan los manifestantes, como cobertores, agua potable y cinta adhesiva para cubrir las ventanas con cristales rotos.

Anatoly Zhurov, de 53 años, residente de Horlivka, dijo que su objetivo era resistir al gobierno de Kiev.

Rusia advirtió vigorosamente a Ucrania que no use la fuerza contra los separatistas y amagó con el retiro de Moscú de una conferencia internacional dedicada al análisis de la crisis ucraniana programada para el jueves.

En esta nota: