NUEVA YORK Internacionales -  28 de abril 2014 - 14:59hs

Legislador de EEUU se declara inocente de fraude

El legislador republicano Michael Grimm fue detenido el lunes y se declaró inocente de un encausamiento federal de 20 acusaciones, incluyendo fraude postal, fraude electrónico y evasión fiscal.

El representante de Staten Island seguramente será liberado bajo fianza de 400.000 dólares.

Está acusado de participar en una trama para no reportar por completo los salarios de sus empleados de un restaurante, incluyendo algunos que residían sin permiso en el país. Está acusado además de ocultar más de un millón de dólares en ventas y salarios.

Las autoridades dijeron que cuando fue interrogado por un abogado en representación de una antigua patronal en una demanda, Grimm cometió perjurio sobre sus presuntas prácticas mercantiles fraudulentas.

No hubo respuesta a las llamadas telefónicas y los correos electrónicos enviados el lunes al abogado de Grimm.

Las autoridades sostienen que el fraude ocurrió entre 2007 y 2010. Grimm, un exagente del FBI que trabajó una década en el buró antes de partir a mediados de la década del 2000 por intereses mercantiles privados, fue elegido en 2010 y ocupó el cargo en 2011.

"El representante Grimm se consideró un patriota y un héroe estadounidense", dijo George Venizelos, jefe de la oficina en Nueva York del FBI. "Sin embargo, el representante Grimm era de todo menos un ciudadano impecable. Engañó, evadió y luego mintió".

Durante dos años, los investigadores examinaron sus recaudaciones en la campaña electoral de 2010 y su participación en el restaurante de Manhattan. Una Comisión de Ética de la Cámara de Representantes anunció en noviembre que Grimm era investigado por posibles violaciones en la recaudación de fondos electorales.

"Desde el principio, el gobierno ha llevado una vendetta por motivaciones políticas contra el congresista Grimm y no una búsqueda independiente de la verdad", dijo el abogado del legislador, William McGinley, en una declaración difundida el viernes. "El congresista Grimm mantiene su inocencia de irregularidad alguna".

Tras anunciar la Comisión de Ética de la Cámara de Representantes el año pasado que Grimm era investigado, la entidad indicó que postergaría sus pesquisas debido a una investigación separada del Departamento de Justicia.

Grimm negó haber cometido delito alguno.