SEQUÍA Internacionales - 

Sequía en Puerto Rico provoca pérdidas millonarias al sector ganadero

La sequía que sufre Puerto Rico desde hace meses provoca pérdidas millonarias en el sector ganadero, obligado a recurrir a la compra de alimento concentrado ante la falta de pasto.

El presidente del sector lechero de la Asociación de Ganaderos de Puerto Rico, Juan Carlos Rivera, señaló hoy a Efe que es difícil cuantificar las pérdidas que la sequía ha provocado hasta el momento, pero que la cifra de 20 millones de dólares difundida por el Gobierno para el sector agropecuario le parece corta.

" Estimamos que la cifra es mucho mayor ", subrayó Rivera, que además de empresario del sector lácteo se dedica al plátano, uno de los cultivos más afectados por la falta de precipitaciones en Puerto Rico.

Rivera matizó que, en cualquier caso, aunque sea complicado determinar la cifra exacta de pérdidas es evidente que el ganado ha salido muy perjudicado y que las ayudas de 170.000 dólares anunciadas por el Gobierno son insuficientes.

Dijo que uno de los principales problemas es que la falta de pasto provocada por la ausencia de lluvia ha obligado a los ganaderos a comprar alimento concentrado, con el consecuente sobrecoste para los empresarios del sector.

" Pero, además de una carga económica, el uso de alimento concentrado provoca problemas de salud para el ganado ", destacó Rivera, que detalló que la alimentación continuada con esos productos causa problemas de acidez a los animales e, incluso, cojera.

"El ganado obviamente está más flaco y eso se refleja en el precio de venta", dijo sobre las consecuencias de una sequía que se mantiene desde el invierno pasado.

Rivera destacó que, en primer lugar, hacen falta más ayudas financieras para paliar los problemas a los que se enfrenta un colectivo formado por más de 300 ganaderos del sector de la leche y otros 350 especializados en la carne.

El empresario subrayó que aunque el sector ganadero está sufriendo de forma particular la falta de lluvias la situación es extensible a la agricultura en general.

La secretaria de Agricultura, Myrna Comas, reconoció que el paso de la tormenta tropical "Bertha" por Puerto Rico el pasado fin de semana significó un pequeño alivio, aunque dijo que se necesita mucha más lluvia que no parece que vaya a caer en forma significativa durante el mes de agosto, según las previsiones.

Comas firmó recientemente una orden ejecutiva para proveer ayuda a los ganaderos, tras comprobarse la pérdida de peso de los animales.

La funcionaria evalúa además con su equipo ayudas para la agricultura y concretamente para el café, uno de los cultivos más afectados por la sequía.

Comas indicó que los granos de café tienen un peso más bajo de lo usual y que habrá que esperar a las próximas semanas para conocer el alcance real de la falta de agua.

En cuanto a las hortalizas, que se cultivan mayoritariamente en el sur de la isla, matizó que no hay información de que la cosecha se haya visto afectada.

Las autoridades puertorriqueñas decidieron el domingo retrasar hasta finales de mes el plan de racionamiento de agua a causa de la lluvias caídas durante el paso de "Bertha" por la isla caribeña.

El presidente de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), Alberto Lázaro Castro, informó durante el fin de semana de que las lluvias caídas beneficiaron a los embalses y que los pronósticos auguran más lluvia en la semana entrante, por lo que quedan anuladas las restricciones que iban a comenzar el miércoles.

En cuanto a los niveles de los embalses, los dos más críticos, Carraízo y La Plata, se colocaron en el nivel de observación tras las lluvias recibidas durante el fin de semana.

FUENTE: EFE