ARABIA SAUDÍ Internacionales -  2 de octubre 2014 - 10:47hs

Millones de peregrinos llegan a La Meca

Arabia Saudí se esforzó por asegurar a la gente que el reino está libre de ébola, a medida que una multitud estimada en 2 millones de personas afluía a una enorme ciudad de carpas cerca de La Meca el jueves para el inicio del hajj, la peregrinación anual islámica.

Se cree que el ébola ha infectado a más de 7.100 personas en África occidental y matado a unas 3.300, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Meses atrás las autoridades saudíes negaron visas a personas provenientes de Sierra Leona, Liberia y Guinea, los países más afectados por la epidemia, como medida de prevención. Esto ha afectado a unos 7.400 peregrinos de los tres países.

En el reino no se ha diagnosticado un solo caso de ébola hasta el presente y se han tomado toda clase de medidas para proteger la salud y seguridad de los peregrinos, dijo Manal Mansour, jefa del departamento de prevención de enfermedades infecciosas.

"La precaución más importante que ha tomado (el reino) es vedar las visas de las zonas afectadas", dijo la funcionaria a The Associated Press.

A su arribo al reino, los peregrinos tuvieron que llenar formularios médicos y se les interrogó sobre sus viajes en los 21 días anteriores, añadió Mansour.

Hubo otros problemas de salud relacionados con el hajj meses atrás. Fue necesario incrementar las medidas contra las infecciones cuando Arabia Saudí fue afectada por un brote del virus del síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS por sus siglas en inglés). Desde 2012 se han registrado más de 750 casos de MERS en el reino, 319 de ellos fatales, incluido personal de salud.

En el hajj, multitudes de musulmanes de todo el mundo se congregan en La Meca durante cinco días como parte de un proceso espiritual para lavarse del pecado y acercarse a Dios. Todos los hombres visten sencillas túnicas blancas en señal de igualdad ante Dios.

La peregrinación es uno de los pilares del islam y todos los musulmanes que no tengan impedimentos de salud deben realizarla una vez en la vida.

Las autoridades prevén 1,4 millones de peregrinos del exterior y 600.000 del propio reino.

El jueves, los peregrinos se dirigieron a Mina, a unos cinco kilómetros de La Meca, para pasar la noche en oración.

En esta nota: