EE.UU. Internacionales -  20 de octubre 2014 - 09:06hs

Hawái capea el huracán Ana sin sufrir daños graves

Un huracán que recorre el Pacífico pasó el fin de semana cerca de Hawái desatando intensas lluvias, fuertes vientos y grandes olas sobre el archipiélago, que capeó la tormenta sin registrar problemas graves.

El huracán Ana fue degradado a tormenta tropical el domingo por la noche, conforme se alejaba de las islas más pobladas del estado.

"Las buenas noticias son que parece que hemos esquivado una bala", dijo el alcalde de Honolulu, Kirk Caldwell.

Tras amenazar al estado durante días, lo más cerca que estuvo Ana de Hawái fueron 70 millas al suroeste de la isla de Niihau el domingo, dejando al estado empapado pero mayormente intacto.

"Fue un rumbo fortuito", comentó Chris Brenchley, meteorólogo del Servicio Nacional Meteorológico en Honolulu.

El aviso por tormenta tropical se canceló el domingo en Oahu, la isla más poblada del estado. Pero la advertencia por inundaciones siguió en vigor hasta las 8 de la tarde debido a las copiosas lluvias. La mayoría de las zonas recibieron entre 3 y 5 pulgadas (entre 7 y 13 centímetros) de agua el domingo por la tarde, según medios.

La alerta por tormenta tropical seguía en vigor en Kauai y Niihau, así como las advertencias por huracán en zonas de algunas islas remotas en el noroeste del archipiélago, donde se encuentra un santuario marino casi deshabitado.

El servicio meteorológico espera que Ana se fortalezca y vuelva a convertirse en huracán en su camino hacia el oeste.

No hubo reportes de heridos, muertos o daños significativos por la tormenta, que alcanzó categoría de huracán en su camino a Hawái la semana pasada. Sus efectos se han limitado a aguaceros, grandes olas y algunas inundaciones menores.

Los preparativos para la tormenta comenzaron la semana pasada, cuando los vecinos se aprovisionaron de agua embotellada, los refugios abrieron y se cancelaron varios actos públicos. Para el domingo por la noche, la Cruz Roja anunció que todos sus refugios habían cerrado.

Sin embargo, las autoridades en algunas zonas pidieron el domingo a la gente que se quedara en casa, evitara las carreteras empapadas y se mantuviera lejos del océano.

FUENTE: AP