Túnez Internacionales -  10 de julio 2015 - 11:10hs

Ejército tunecino mata a cinco presuntos yihadistas

El Ejército tunecino mató a cinco presuntos yihadistas en las región montañosa de Orbata, próxima a la cuenca minera de la ciudad meridional de Gafsa, informaron hoy a los medios locales.

Según su relato, los presuntos terroristas murieron durante una operación de rastreo que aún está en proceso", por lo que no descartaron que en las próximas horas "esa cifra se pueda elevar".

Entre los muertos podría estar el líder yihadista Murad Garsali, uno de los responsables del grupo radical islámico "Ansar al Sharia", que en los últimos meses se ha dividido y tiene efectivos tanto en el suroeste de Túnez como en Libia, agregaron los medios tunecinos.

También señalan que las Fuerzas Armadas tunecinas están procediendo a identificar los cadáveres, "entre los que podría encontrarse el del líder yihadista que venía ocultándose en esa zona" montañosa.

El operativo forma parte de las nuevas medidas de Seguridad puestas en marcha tras los dos atentados yihadistas que en los últimos tres meses han causado la muerte de 60 turistas extranjeros en zonas turísticas del país.

En el último de ellos, perpetrado el pasado 26 de junio, murieron 38 turistas extranjeros, en su mayoría británicos, víctimas de un joven pistolero que abrió fuego contra ellos cuando descansaban en la playa y el recinto de un hotel de la ciudad costera de Susa.

El pasado 18 de marzo, 22 extranjeros murieron en el ataque perpetrado por otros dos terroristas en el museo de el Bardo, el más importante de la capital tunecina.

Ante esta situación, las autoridades de Túnez han puesto de nuevo en vigor el Estado de Emergencia, han ordenado el cierre de mezquitas radicales, han detenido a más de un millar de personas y han impedido a más de 15.000 abandonar el territorio nacional.

Además han anunciado la construcción de una valla de separación de más de 160 kilómetros en el límite con Libia, ya que al parecer los tres pistoleros implicados en los dos atentados se entrenaron en campos militares de ese vecino país, sumido en la guerra civil.

Desde que en 2011 cayera la dictadura de Zine el Abedin Ben Ali, el Ejército tunecino combate bolsas de yihadistas refugiados en la región de Kassrine, junto a la porosa frontera con Argelia.

En los últimos meses, y como consecuencia del traslado a Libia de dirigentes del ilegalizado grupo "Ansar al Sharia" -que se han unido a la rama libia de la organización Estado Islámico-, los yihadistas han ampliado su radio de acción a provincias interiores como Gafsa o cercanas a la frontera como Ben Guerdan.

Ante esta situación, el Ministerio británico de Asuntos Exteriores emitió una nueva alerta en su página web en la que recomienda a los Turistas evitar Túnez y pide a los que ya están allí que vuelvan.

Una decisión criticada con dureza por las autoridades locales, ya que entienden que lo que Túnez necesita ahora es la ayuda de sus aliados y no mensajes de alarma, que es lo que buscan con su acción los terroristas.

"La decisión del gobierno británico tendrá consecuencias que no solo tendrán su reflejo en el ámbito doméstico, sino también a nivel internacional", advirtió el primer ministro tunecino, Habib Essid, citado por los medios.