BRASIL Internacionales -  19 de agosto 2015 - 13:38hs

Rio de Janeiro decide si prohíbe burlas a la religión

Burlarse públicamente de la religión puede costar a un habitante del estado de Rio de Janeiro hasta 77.000 dólares, de aprobarse este miércoles un proyecto de ley de un legislador local.

La iniciativa del diputado estadual Fabio Silva prohíbe la "satirización, ridiculización y/o toda o cualquier forma de menospreciar o vilipendiar dogmas y creencias de toda y cualquier religión".

El texto, que destaca especialmente las representaciones "eróticas" de la religión, sería aplicable en cualquier acto público, desde manifestaciones políticas hasta el Carnaval. ¿La multa? 270.000 reales.

Los críticos señalan que la ley es inconstitucional y exacerbaría la intolerancia religiosa.

Silva, que pertenece al creciente bando de cristianos evangélicos en Brasil, afirma que no busca socavar, "dentro de los límites legales, la libre expresión de opiniones o pensamientos".

En el proyecto de ley se refiere a la apariencia "chocante" de un transexual actuando en la crucifixión de Cristo en el desfile del Orgullo Gay en Sao Paulo en junio.

Silva comparó a Brasil con Francia, donde islamistas armados atacaron la revista satírica Charlie Hebdo en enero luego de que publicó caricaturas del profeta Mahoma que para los musulmanes eran blasfemas. Según Silva, "este insulto a la fe de un pueblo motivó el absurdo de la muerte de 12 personas".

"Brasil es un país pacífico pero no podemos tolerar que la falta de respeto hacia la religión crezca en nuestro país", dijo.

Los críticos dijeron que si el proyecto de ley es aprobado, será rápidamente desafiado ante la Corte Suprema.