AFP

Dos vecindarios de clase alta de Santiago instalaron un polémico sistema de cámaras de seguridad que emplea globos de aire caliente y pueden reconocer a una persona a 1.5 km de distancia.