SOMALIA Internacionales - 

Parar la crisis en Yemen es crucial para Somalia, dice primer ministro somalí

Poner fin a la crisis en Yemen es crucial para evitar que los yihadistas del Estado Islámico puedan apuntalar a las debilitadas milicias de Al Shebab en Somalia, dijo el lunes ante el Consejo de Seguridad el primer ministro somalí.

En una sesión especial consagrada a la situación en Somalia, el primer ministro Omar Sharmarke señaló que los recientes informes sobre la proclamación de lealtad de algunos sectores de Al Shebab al Estado Islámico "no deben ser tomados a la ligera".

"Resolver la crisis en Yemen es crucial", insistió el primer ministro, quien dijo que de esta manera se conseguiría "evitar que Al Shebab pueda acumular el apoyo de Estado Islámico, usando a Yemen como conducto o plataforma".

Al Shebab, que significa "la juventud" en árabe, es un movimiento surgido del levantamiento contra las tropas etíopes que ingresaron a Somalia en 2006 -en una invasión apoyada por Estados Unidos- para derrocar a la unión de tribunales islámicos que controlaban la capital, Mogadiscio.

Tras ser expulsados a mediados de 2011 de Mogadiscio y de sus principales bastiones en el centro y sur del país, los shebab se han debilitado significativamente aunque controlan aún amplias zonas rurales, donde perpetran acciones de guerrilla o atentados contra símbolos del frágil gobierno somalí o contra la fuerza de la Unión Africana (UA) en Somalia (AMISOM) que lo apoya.

Varios ataques contra complejos hoteleros, el mas reciente ocurrido el 1 de noviembre contra el hotel Sahafi, han puesto de relieve su persistencia como amenaza.

"Los ataques contra hoteles son una indicación de que a pesar que Somalia y sus socios internacionales han ganado las batallas, Al Shebab, está lejos de haber sido desintegrado", señaló Sharmarke.

En octubre, el gobierno de Somalia pidió a los combatientes shebab rendirse, en medio de informes de que algunas facciones de ese movimiento habían desplazado su lealtad de Al Qaida al grupo Estado Islámico.

FUENTE: AFP