SEATTLE Internacionales -  10 de diciembre 2015 - 21:26hs

Cierran autopista entre Washington y Oregon por tormenta

La ladera de una colina empapada de agua se desplomó sobre la carretera principal entre los estados de Washington y Oregon, lo que dejó varados a miles de automovilistas durante horas el jueves mientras la lluvia seguía cayendo en toda la región.

Las tormentas que han estado provocando el desbordamiento de ríos, el cierre de caminos y que derivaron en la muerte de dos personas en la región del Pacífico Noroeste esta semana estaban disminuyendo un poco, pero los meteorólogos dijeron que el peligro de deslave en las colinas llenas de agua seguiría elevado el fin de semana.

"Fue un locura y yo estaba asustada", comentó Diane Smith, de Lacey, Washington, quien quedó varada tres horas a consecuencia del deslizamiento de tierra registrado sobre la autopista Interestatal 5 a 42 kilómetros (26 millas) al norte de Portland, Oregon. Posteriormente manejó por una montaña empinada azotada por el viento para rodear el derrumbe.

El masivo desprendimiento de tierra bloqueó los carriles el miércoles por la tarde después de que una ladera de rocas y tierra se vino abajo sobre la carretera tras varios días de lluvia.

Se esperan más precipitaciones el fin de semana.

El Servicio Meteorológico Nacional estaba revisando reportes de un posible tornado que tocó tierra el jueves en el suroeste del estado de Washington.

Hubo reportes de daño a estructuras, pero no de personas heridas.

Meteorólogos del Servicio Nacional Climatológico dijeron que eso podría generar más deslizamientos de tierra, ya que las laderas siguen absorbiendo agua.

"La amenaza de deslizamientos de tierra no termina cuando lo hace la lluvia", dijo Kirby Cook, funcionario del departamento de operaciones y ciencia de la oficina del servicio meteorológico en Seattle.

Smith dijo que su desvío a Green Mountain Road sobre Woodland, Washington, fue por accidente. Después de quedar varada en la autopista, siguió indicaciones y salió de la carretera. Pero cuando abandonó la autopista I-5 no estaba claro cuál de tres rutas tomar.

Smith, quien estaba manejando de regreso de Vancouver, Washington, acompañada de su nieto de 6 años y la otra abuela del pequeño, probablemente hizo la elección equivocada, según el Departamento de Transporte de Washington. Funcionarios utilizaron las redes sociales para disuadir a automovilistas a que tomaran la carretera de montaña que carece de barandas de seguridad en los costados, pero como señala Smith: ella estaba manejando, no revisando su teléfono celular en busca de actualizaciones.

"Daba miedo", dijo antes de agregar que no estaba segura si se dirigía en la dirección correcta, hasta que regresó a la autopista.

Su nieto dijo que la experiencia fue una aventura para recordar.

La tormenta costó la vida a una mujer de 60 años en Oregon, la cual quedó atrapada bajo un árbol que se desplomó sobre su casa en Portland el miércoles en la madrugada. Ella estaba en su cama.