JERSUALÉN Internacionales - 

Netanyahu condena ataque incendiario a sinagoga

El primer ministro israelí exhortó el domingo al mundo para que condene un presunto ataque incendiario contra una sinagoga improvisada en Cisjordania, donde se quemaron rollos de la Torá judía.

Benjamin Netanyahu alegó que el supuesto incendio intencional este fin de semana constituye una profanación resultado del tipo de incitación palestina que ha alimentado la actual ola de violencia, que ya cumplió cinco meses.

Los rollos estaban almacenados dentro de una carpa que era utilizada como sinagoga cerca de un puesto de avanzada en Cisjordania que daba al sitio donde se encontraron los cadáveres de tres adolescentes judíos en junio de 2014.

Su secuestro y asesinato fue realizado por palestinos que según Israel eran miembros del grupo miliciano Hamas. El caso desencadenó varios acontecimientos que finalmente condujeron a la guerra de 50 días de ese verano en la Franja de Gaza.

La Liga Anti-Difamación, un grupo estadounidense que lucha contra el antisemitismo en todo el mundo, calificó el incidente como "un acto de antisemitismo".

El presunto ataque incendiario ocurrió en medio de ataques palestinos casi diarios, principalmente ataques a puñaladas contra civiles y personal de seguridad que han matado a 27 israelíes.

Unos 155 palestinos, la mayoría de los cuales Israel dice que eran los atacantes, han muerto abatidos por fuego israelí durante ese periodo. El resto murió en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes.

Israel alega que la violencia es alimentada por una campaña de incitación palestina. Los palestinos dicen que deriva de la frustración palestina ante décadas de ocupación israelí.

La violencia continuó el domingo con un soldado israelí apuñalado en el sur del país. Su atacante fue muerto a tiros.

El soldado montaba guardia junto a la estación central de autobuses en la ciudad sureña de Ashkelon cuando fue apuñalado en el torso, afirmó la portavoz policial Luba Samri. Resultó herido levemente.