CONGO Internacionales -  5 de abril 2016 - 15:40hs

Tres policías y dos asaltantes mueren en enfrentamientos en Brazaville

Tres oficiales de Policía y dos hombres armados han muerto en Brazaville, la capital de Congo, en los violentos enfrentamientos que estallaron tras confirmarse la reelección de Denis Sassou Nguesso, en el poder desde hace tres décadas.

El portavoz de la Policía congolesa, Jules Monkala Tchoumou, informó hoy de las cinco muertes ocurridas en los altercados registrados la víspera en la capital.

"La situación está bajo control", declaró el portavoz policial a medios locales.

El Tribunal Constitucional del Congo confirmó la victoria de Nguesso con el 60 por ciento de los votos, pese a las denuncias de fraude electoral de la comunidad internacional y la oposición.

Las fuerzas de seguridad se desplegaron ayer en Brazaville después de que se oyeran disparos en distritos afines a la oposición, en el sur de la capital.

Los enfrentamientos entre los agentes y los asaltantes, que según el Gobierno forman parte del grupo rebelde "Ninja", provocó que miles de residentes huyeran de la zona.

La milicia "Ninja" es la única formación rebelde que continúa sus operaciones contra el Gobierno, ya que no se adhirió al plan de paz firmado por las mayores fuerzas políticas del Congo y se niega a deponer las armas.

Las elecciones estuvieron marcadas por las duras críticas de la oposición contra el adelanto a marzo de las presidenciales, fijadas inicialmente para julio, y por la violenta respuesta de los partidarios de Nguesso contra algunos de sus rivales.

El mandatario congolés justificó el adelanto electoral en la necesidad de acelerar la puesta en marcha de las nuevas instituciones previstas por la polémica reforma constitucional del pasado octubre, que ha permitido a Nguesso aspirar a un tercer mandato, prohibido hasta entonces.

Nguesso alcanzó el poder en 1979 aupado por los militares y ocupó el cargo hasta 1992, cuando perdió en las primeras elecciones multipartidistas del Congo.

Volvió al poder en 1997, tras una corta pero sangrienta guerra civil en la que fue apoyado por las tropas angoleñas.

Desde entonces, Nguesso se ha mantenido en el poder, tras ganar los comicios en 2002 y ser reelegido en 2009.