AFP

Los chilenos sufren los peores incendios forestales en su historia, las llamas han devastado 161.000 hectáreas en una semana. El gobierno ha destinado recursos para financiar las operaciones y a los damnificados, mientras que Francia, México y Estados Unidos envían ayuda.