AP

Un comité que investiga la suerte de centenares de grecos y turco chipriotas desaparecidos está examinando si análisis previos de ADN de restos desenterrados fueron incorrectos, resultando en la identificación incorrecta de individuos.

El Comité sobre Desaparecidos (CMP), encabezado por la ONU, dijo el sábado que la revisión fue ordenada luego que un análisis de ADN realizado en restos exhumados en el 2015 mostró que pertenecían a una persona cuya familia había recibido los restos de otra persona mal identificada en el 2009.

Publicidad

El comité dijo que el análisis erróneo fue realizado por el Instituto de Neurología y Genética de Chipre (CING), mientras que el análisis que descubrió el error fue realizado por el laboratorio estadounidense Bode Cellmark Forensics.

Los análisis realizados por el CING entre el 2007 y el 2012 están siendo revisados ahora, de acuerdo con un funcionario que habló con The Associated Press porque no estaba autorizado a discutir detalles del caso.

Publicidad

Cifras del comité de la ONU muestran que se realizaron 386 identificaciones del 2007 al 2012, pero no estaba claro cuántos restos tendrían que ser reanalizados.

El CMP dijo que expresó sus simpatías a la familia que recibió los restos equivocados y que estaba haciendo arreglos para entregar los restos correctamente identificados.

"El Comité quisiera asegurar a todas las familias de desaparecidos que está comprometido con garantizar que se mantienen los estándares científicos más altos en cada etapa de sus operaciones", dijo el panel.

Unos 500 turco chipriotas y 1.500 greco chipriotas desaparecieron durante enfrentamientos armados en la década de 1960 y durante una invasión turca en 1974 desatada por un golpe de estado que buscaba unificar a Chipre con Grecia. La isla del Mediterráneo ha estado dividida desde entonces entre el norte turco separatista y el sur griego, reconocido internacionalmente.

Publicidad

Publicidad