AFP

Con piscina interior, jardines y gimnasio las autoridades saudíes en Riad intentan desradicalizar yihadistas que han cometido algún crimen terrorista.