BERMUDAS Internacionales - 

Parejas homosexuales con fecha designada para boda en Bermudas podrán casarse

Cuatro parejas homosexuales que tenían marcadas en fechas navideñas bodas en Bermudas podrán celebrarlas a pesar de la reciente aprobación de una polémica ley impulsada por el Ejecutivo local que pone fin a los matrimonios entre personas del mismo sexo, que sustituye por un nuevo tipo de enlace.

El Gobierno de Bermudas informó hoy de que se respetarán las bodas previstas antes del cambio de normativa, cuyos contrayentes no contaban con la decisión del gobernante Partido Laboral Progresista (PLP), formación con poco más de 5 meses en el poder que promovió la normativa que sustituye los matrimonios homosexuales por una nueva figura de uniones entre personas del mismo sexo.

La ley termina con una norma muy avanzada que permitió que el 3 de junio pasado dos mujeres se casaran en el Registro General de la capital de Bermudas, convirtiéndose en la primera pareja homosexual en contraer matrimonio en ese archipiélago, territorio británico de ultramar situado en el Atlántico Norte y miembro de la comunidad del Caribe (Caricom).

El Parlamento aprobó este mes la legislación que reemplaza los matrimonios homosexuales -permitidos por una norma ratificada en un fallo histórico del Tribunal Supremo en mayo- por esta nueva figura de enlaces, aunque el gobernador de Bermudas, John Rankin, aún no ha certificado el proyecto de ley, lo que significa que no está todavía vigente.

El Ministerio del Interior del territorio atlántico confirmó que las cuatro bodas, dos marcadas para diciembre y otras dos para enero, podrán celebrarse, ya que hasta que Rankin dé ese paso la nueva ley carece de efectividad.

La Alianza de las Bermudas gobernaba cuando los matrimonios homosexuales fueron aprobados, pero el partido político fue sacada del poder con el triunfo del PLP en las elecciones generales de la pasada primavera.

Sobre el asunto se celebró en junio pasado una consulta -no vinculante- en la que la población de Bermudas rechazó el matrimonio entre personas del mismo sexo, por un 69 % en contra, frente al 31 % a favor.

En la consulta votaron 20.804 de los 44.367 registrados, por debajo del requisito del 50 %, lo que provocó que el referéndum no se considerara válido.

Las líneas de cruceros P & O y Cunard, ambas propiedad de Carnival Corporation & PLC y que ofrecen bodas abordo, informaron esta semana de que son conscientes de la derogación de los matrimonio homosexuales en Bermudas, en cuyas aguas territoriales estaba previsto celebrar las bodas, pero que estaban a la espera de conocer más detalles.

Un total de ocho parejas se beneficiaron del fallo de la Corte Suprema en Bermudas antes del cambio de normativa.

La Ley de Asociación Doméstica de 2017, presentada en la Cámara de Representantes por el Ministro de Interior, Walton Brown, fue aprobada durante el presente mes.

La Comisión de Derechos Humanos y la Alianza Arcoiris de Bermudas han criticado la iniciativa del Ejecutivo al asegurar que se trata de una "eliminación de derechos" para las parejas homosexuales.

La nueva norma, Ley de Asociación Doméstica 2017, que pone fin a los matrimonios entre personas del mismo sexo en Bermudas, básicamente reconoce a los dos contrayentes -del mismo sexo- los mismos derechos de que disfruta una pareja formada por hombre y mujer casados en ese pequeño territorio del Atlántico.

Hay, sin embargo, tres diferencias fundamentales entre el matrimonio establecido entre hombre y mujer y la pareja con miembros del mismo sexo que se acoja ahora a la nueva Ley de Asociación Doméstica 2017.

La primera es que bajo la Ley de Asociación Doméstica 2017 solo las personas mayores de 18 años pueden acogerse a este estatus, mientras que bajo la Ley de Causas Matrimoniales, la "común" para parejas de diferente sexo, se permite que las personas de entre 16 y 18 años pueden casarse con el consentimiento de los padres.

La segunda diferencia es que de acuerdo con la Ley de Asociación Doméstica de 2017 la pareja no podrá divorciarse en caso de adulterio de una de las dos partes, a diferencia de la Ley de Causas Matrimoniales para enlaces entre hombre y mujer, donde el adulterio es motivo de divorcio.

La tercera diferencia fundamental es que en el caso de una boda entre hombre y mujer, el maestro de ceremonias debe ser una persona legalmente designada para ello, mientras que bajo la Ley de Asociación Doméstica de 2017 lo hará un individuo que cumpla esas funciones pero en ningún caso debe poseer reconocimiento legal.

FUENTE: EFE