AFP

Los principales aeropuertos de Alemania estaban paralizados el martes por protestas que afectaban principalmente a la aerolínea Lufthansa, que canceló unos 800 vuelos. Unos 90.000 pasajeros resultaron afectados.