La mesa de negociación de Nicaragua trabajará lista de detenidos de la CIDH. Foto/AFP

EFE

La mesa de negociación que mantiene el Gobierno de Daniel Ortega y una alianza opositora para superar la crisis que estalló hace casi un año en Nicaragua trabajará la liberación de los "presos políticos" con una lista proporcionada por la CIDH, informó este viernes una de las participantes.

La experta constitucionalista e integrante de la Alianza, Azahalea Solís, dijo a periodistas que la lista de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) registra 647 detenidos, a los que identifica como "presos políticos".

Publicidad

A esos 647 "presos políticos" se les sumarán otros 162 que han sido excarcelados desde el 27 de febrero, cuando comenzó la mesa de negociación, a la fecha, y se encuentran bajo libertad condicional, para totalizar 809, explicó.

Solís observó que la CIDH creó el 18 de mayo pasado el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) que vigilaba la situación de los derechos humanos y al que el Gobierno de Ortega dio por concluida su presencia el pasado 19 de diciembre.

Publicidad

Las partes invitaron a la Cruz Roja Internacional para que sea apoyo a la mesa de negociación para la liberación de las personas detenidas.

Solís destacó que la Cruz Roja Internacional es una organización de derechos humanitarios que tiene experiencia en este tipo de situación, y espera ayude a elaborar "un calendario acotado" para la liberación de los detenidos.

"Deberían estar saliendo en los próximos días el primer grupo de personas bajo mecanismos legales que limpien su nombre", indicó.

El Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos, conformado por familiares de los detenidos, ha demandado la anulación de los procesos judiciales y que no apoyarán "ninguna solución que lleve a la impunidad".

Los familiares de los "presos políticos" también han exigido conocer el calendario de liberación, y que el proceso cumpla con los estándares internacionales de derechos humanos.

Organismos humanitarios locales han calificado como inaceptable el plazo de 90 días convenido, bajo el argumento que se prolonga la tortura física y psicológica de las víctimas y sus familiares, por lo que han exigido la liberación inmediata y sin condiciones, y la nulidad de todos los juicios.

Hasta ahora, el presidente Ortega reconocía 340 reos y los tildaba de "terroristas", "golpistas" y "delincuentes comunes".

En la mesa de negociación participan el nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, y el enviado especial de la Secretaría General de la OEA, Luis Ángel Rosadilla, como testigos y acompañantes.

La aplicación de la Carta Democrática Interamericana está en proceso en la Organización de los Estados Americanos (OEA), lo que podría culminar con la suspensión del país centroamericano del organismo continental.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la CIDH, aunque algunos grupos elevan a 561 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Publicidad

Publicidad