La oposición acusa al Gobierno de Ortega de querer "matar" la negociación. Foto/EFE

EFE

La oposición nicaragüense aglutinada en la Alianza Cívica acusó este sábado al Gobierno de Daniel Ortega de querer "matar" la negociación para superar la crisis que estalló hace un año y que ha dejado cientos de muertos y de detenidos.

En una declaración, la Alianza sostuvo que al igual que en junio del año pasado, cuando el Gobierno utilizó el lema "Levanten los tranques" o bloqueos de vías, en medio del fallido diálogo que se desarrolló entre mayo y julio y que dio "paso a la ola de represión que trajo luto, muertes y presos políticos, ahora han adoptado el lema "Levanten las sanciones".

Publicidad

A juicio de la coalición opositora, el Ejecutivo pide gestionar el cese de sanciones "con el único propósito de no cumplir con los acuerdos ya firmados y ante el recrudecimiento de acciones internacionales por su nula voluntad de cumplimiento".

Indicó que el 23 de abril pasado, los testigos y acompañantes internacionales prepararon un listado de nueve puntos de compromisos que ayudaría a empujar la implementación de los acuerdos ya firmados, relativos a derechos y garantías ciudadanas.

Publicidad

Dicha propuesta, que incluía entre otros aspectos la liberación acelerada de los "presos políticos", el retorno de los exiliados y la liberación de Aduana de materiales de medios de comunicación, fue acordada de manera bilateral por ambas delegaciones con los testigos y se finiquitaría el 29 de abril pasado, afirmó la Alianza.

Ese día, al final de esa sesión, después de una consulta telefónica que se extendió por una hora, la delegación de Gobierno regresó con la condicionalidad de hacer un llamado, ese mismo día, a la suspensión de sanciones, "condicionalidad obviamente inaceptable y fuera de lugar, al no haber sido abordada en ningún momento de las reuniones previas con los testigos" y porque el Ejecutivo no está cumpliendo con lo acordado, según la Alianza.

"Ante el cambio repentino de introducir dicha condicionalidad, mantenida durante toda la semana y la inutilidad de emitir llamados vacíos que no tendrían ningún efecto, se puede llegar fácilmente a la conclusión que solicitar semejante medida tiene el único propósito de trancar la negociación e incumplir los acuerdos", alegó el bloque opositor.

Agregó que el pueblo nicaragüense ya pudo ver el año pasado la aplicación de esa misma estrategia del Gobierno, "que además de reprimir, miente con comunicados llenos de adjetivos que no hacen más que aislarlo cada vez más de una población que aspira libertad, justicia, paz y la celebración de elecciones libres y anticipadas".

El Gobierno de Ortega ha condicionado el avance de las negociaciones a que su contraparte acepte hacer un llamado conjunto a la comunidad internacional a que suspendan eventuales sanciones.

Las partes retomaron desde el lunes las conversaciones invitadas por el nuncio apostólico en Nicaragua, Waldemar Stanislaw Sommertag, y el exministro de Defensa de Uruguay Luis Ángel Rosadilla, quienes participan como testigos y acompañantes de la negociación en representación del Vaticano y de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), respectivamente.

El Ejecutivo y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia culminaron el 3 de abril la negociación para superar la crisis sin acuerdos en temas de justicia y democratización, aunque dejaron la puerta abierta para seguir las conversaciones.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril de 2018, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 568 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.

Publicidad

Publicidad