Nur-Sultán Internacionales -  10 de junio 2019 - 11:25hs

El presidente electo de Kazajistán resta importancia a denuncias de la OSCE

El presidente electo de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, restó hoy importancia al informe crítico sobre el proceso electoral de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y dijo que no hay que prestar atención únicamente a esa valoración.

"Respecto al informe de la misión observadora de la OSCE, me informaron en general de estas valoraciones, pero quiero decir que la OSCE fue solo una de las organizaciones internacionales presentes. No debemos enfocarnos solo en las valoraciones de esta organización", indicó.

Se preguntó por qué habrían de ser ignoradas las estimaciones de otras entidades.

Los observadores internacionales de la OSCE denunciaron este lunes que durante las elecciones hubo "importantes irregularidades" y "violaciones de las libertades fundamentales" y se refirió tanto a detenciones como al llenado de urnas.

Tokáyev, que ganó los comicios presidenciales del domingo con el 70,76 % de los votos, según los resultados oficiales publicados hoy por la Comisión Electoral Central, defendió que las elecciones "fueron justas, abiertas".

"En ellas participaron siete candidatos en igualdad de condiciones. Por mi parte, como presidente de la República de Kazajistán, se tomaron todas las medidas para que estas elecciones se realizasen de un modo justo, abierto, honesto", afirmó.

Insistió en que en Kazajistán "existe una total libertad respecto al derecho a expresarse".

Cerca de medio centenar de personas que protestaban contra los resultados de las presidenciales fueron detenidas hoy en Almaty, la segunda ciudad kazaja.

Durante la jornada electoral también se arrestó a medio millar de manifestantes que llamaban al boicot de los comicios, tanto en la capital como en Almaty.

Tokáyev sostuvo que algunos ciudadanos "se comportaron de un modo indecoroso, provocaron a los agentes de Policía, que tomó medidas".

En su opinión, los kazajos que participaron en las protestas del pasado domingo fueron influenciados desde el exterior y pusieron en peligro la seguridad de sus conciudadanos.

Según el presidente electo, tres policías sufrieron heridas y tuvieron que ser hospitalizados.

Alegó que la víspera de los comicios pidió contención a la Policía y señaló que los agentes del orden "continuarán comportándose del mismo modo en el futuro".

Además, instó a los manifestantes a establecer un diálogo con las autoridades y recordó su propuesta de conformar un Comité de Confianza Social con representantes de diversos sectores sociales para intercambiar opiniones.

"Mi posición de principio es que pueden coexistir diversas opiniones, pero la nación es única. Diferentes opiniones, pero una nación unida", insistió.

Tokáyev, en el poder en Kazajistán desde la renuncia en marzo del padre de la nación, Nursultán Nazarbáyev, recibió el domingo el apoyo de 6,5 millones de votantes, más de la mitad del electorado.

En segundo lugar quedó el periodista y opositor, Amirzhan Kosánov, con el 16,2 % de los sufragios, y en tercero Daniyá Yespáyeva, la primera mujer en la historia de este país en aspirar a la Presidencia, quien recibió el 5,2 % de los votos.