Carolina del Norte debate prohibición de cáñamo para fumar

AP

La legislatura de Carolina del Norte está debatiendo un proyecto de prohibición del cáñamo para fumar, un producto cuyo consumo crece a pasos agigantados con la manía en torno a un compuesto en la planta llamado CBD.

Aparte de las normas en la ley de cultivo de cáñamo de 2018, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) deja todas las decisiones sobre el producto a los gobiernos estatales.

Publicidad

Este año, Indiana, Luisiana y Texas prohibieron totalmente el cáñamo para fumar, incluidos cigarrillos y cigarros. Tennessee prohibió su venta a menores de edad.

La cámara baja en Carolina del Norte debate la prohibición ya aprobada por el Senado.

Publicidad

La ley se enfoca principalmente en ampliar el programa estatal de cultivo de cáñamo, que tiene más de 1.000 cultivadores autorizados y 600 procesadores, para convertirse en líder de una industria en expansión. La ley regularía más el cáñamo, pero también crearía una comisión de otorgamiento de licencias y un fondo para la regulación, ensayo y mercadeo.

La policía del estado está a favor de la prohibición, y dice que sus agentes no tienen manera de distinguir el cáñamo de la marihuana.

Tanto el cáñamo como la marihuana son plantas de cannabis. El cáñamo seco para fumar tiene el mismo aroma que la marihuana pero contiene menos de 0,3% de tetrahidrocanabinol, o THC, el compuesto activo de la marihuana. El cáñamo contiene canabidiol, o CBD, que muchos creen alivia el dolor, la ansiedad y la inflamación, aunque las pruebas científicas que lo respalden son escasas. Aparece en productos desde lociones y cosméticos hasta píldoras dietéticas y jugos.

Publicidad

Publicidad