Chile anuncia inversiones por 5.000 millones de dólares para enfrentar aguda sequía. Foto/AFP

AFP

El gobierno chileno anunció este jueves inversiones por 5.000 millones de dólares para asegurar el suministro de agua, en el marco de una batería de medidas para hacer frente a una década de sequía.

La disminución de las precipitaciones -con casi un 80% de déficit durante este invierno austral en la región Metropolitana-, afecta a prácticamente todas las regiones del país, con una baja en los caudales de los ríos, una menor acumulación de agua en los embalses y de nieve en la cordillera.

Publicidad

Este fenómeno "está afectando a muchas familias que ven escasear el abastecimiento de agua, a la agricultura, la minería, la energía, industria, generación eléctrica y prácticamente todos los sectores de nuestro país", afirmó el presidente Sebastián Piñera, al anunciar en el palacio de gobierno una serie de medidas para enfrentar la sequía.

"Chile vivía como si fuera un país que tenía abundancia de agua, el cambio climático y el calentamiento global cambió esa situación quizás para siempre, y tenemos que acostumbrarnos a usar con mayor eficacia recursos como el agua y la energía", enfatizó el mandatario.

Publicidad

Hasta hoy 56 comunas de Chile están bajo un decreto de 'Escasez hídrica' y otras 111 en 'Emergencia Agrícola' en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana, O'Higgins y Maule, todas ubicadas en el centro del país, donde se han destinado recursos para abastecer a las familias de agua y entregar forraje a animales, entre otras medidas.

Cerca de 380.000 personas están recibiendo abastecimiento de agua a través de camiones aljibes, de acuerdo a Piñera, que aseguró, no obstante, que el "el abastecimiento de agua potable en nuestras ciudades está garantizado durante esta temporada de primavera y verano".

Pero para asegurar este abastecimiento en el futuro se requiere "un plan de inversiones que compromete o va a involucrar inversiones por más de 5.000 millones de dólares en este sector", agregó Piñera.

Los fondos serán destinados a aumentar la capacidad de producir agua de las sanitarias, mejorar la seguridad en el abastecimiento y de la calidad del agua y reducir las pérdidas en el sistema de agua potable urbano, que alcanzan a casi el 35% del agua que se produce.

También, inversiones en embalses y de tecnificación del riesgo para la agricultura.

Publicidad

Publicidad