BAGDAD Internacionales -  1 de octubre 2019 - 15:24hs

Policía iraquí abre fuego contra manifestantes y uno muere

Con munición de guerra, gases lacrimógenos y cañones hidrantes, las fuerzas de seguridad iraquíes dispersaron el martes a cientos de manifestantes antigubernamentales en Bagdad, en choques prolongados que dejaron un muerto y 200 heridos, según las autoridades.

Fueron algunos de los enfrentamientos más graves en la capital iraquí en más de un año, indicios de que el país podría enfrentar una nueva época de inestabilidad política.

La protesta del martes por la tarde, organizada a través de las redes sociales, comenzó pacíficamente con una marcha de alrededor de 1.000 personas a la céntrica Plaza Tahrir. Cuando algunos intentaron cruzar el puente a la Zona Verde _un área fortificada de edificios del gobierno y embajadas_ la policía intentó dispersarlos con granadas aturdidoras, balas de caucho y gases. Algunos cayeron mientras huían frotándose los ojos.

"Queremos que cambien este gobierno. Éste es un gobierno de partidos políticos y milicias", dijo Fadhel Saber, de 21 años, que participó de la protesta porque no consigue trabajo.

A medida que llegaba más gente a la plaza, coreando lemas contra el gobierno, la policía antimotines empezó a disparar con munición de guerra, lo que dispersó a algunos manifestantes, en su mayoría hombres jóvenes. Otros respondieron arrojando piedras a la policía y ondeando banderas iraquíes por encima del chorro de los cañones hidrantes.

Funcionarios médicos dijeron que un manifestante murió y que decenas más resultaron heridos, algunos por balas de goma y otros por municiones, además de que los gases causaron problemas respiratorios a muchos. Los funcionarios hablaron bajo la condición reglamentaria de anonimato.

Un comunicado de los ministerios del Interior y Salud dijo que una persona murió y 200 resultaron heridas, entre ellas 40 efectivos de las fuerzas de seguridad.

FUENTE: AP

En esta nota: