Los migrantes sufren violaciones y torturas en Yemen

AP

Decenas de miles de migrantes procedentes del este de África salen cada año hacia Yemen confiando en pasar por Arabia Saudí, donde esperan buenos empleos.

Los migrantes salen de casa soñando con huir de la pobreza. Caminan a través de montañas y desiertos, tormentas de arena y temperaturas de hasta 45 grados Celsius (113 Fahrenheit), sobreviven con migajas de pan y agua salada de pozos centenarios.

Publicidad

Después pasan hasta seis horas hacinados en botes de madera de contrabandistas para cruzar el estrecho entre el Mar Rojo y el Golfo de Adén.

Pero muchos de los que desembarcan en la localidad yemení de Ras Al-Ara se ven encarcelados en complejos ocultos mientras se extorsiona a sus familias. En estos complejos sufren golpizas, violaciones y torturas diarias.

Publicidad

Casi toda la población de esta localidad costera obtiene beneficios por el tráfico de personas.

Publicidad

Publicidad