EFE

Desde principios de octubre, las comidas diarias que prepara Tarannum Sobnom, ama de casa bangladesí, ya no son lo que eran. Sobnom se vio obligada a reducir a la mitad su consumo del ingrediente esencial de la gastronomía de Bangladesh, la cebolla, cuando su precio se triplicó al limitarse su importación.