Cinco jefes tradicionales fueron abatidos en tres días por presuntos yihadistas

AFP

Cinco jefes tradicionales fueron abatidos en tres días por presuntos yihadistas en el suroeste de Níger, cerca de la frontera con Malí, en la región de Tillaberi, indicaron este sábado a la AFP un diputado y lugareños.

"Cinco jefes de aldea de la región de Tillaberi (oeste) fueron abatidos entre el jueves y hoy [sábado] por hombres armados. Los asesinaron inmediatamente después de secuestrarlos", explicó a la AFP un diputado de Tillaberi que pidió que no se revelara su identidad.

Publicidad

Varios lugareños confirmaron esta información a la AFP.

"Antes de ayer [jueves por la noche] tres jefes fueron abatidos y luego supimos que habían matado a otros dos, con lo que cinco jefes de aldea fueron abatidos" en tres días, lamentó el parlamentario.

Publicidad

"En la noche del jueves al viernes, atacantes vinieron entre las 04H00 y las 07H00 locales (03H00 y 06H00 GMT) y mataron a los dos jefes de Chemubongu y Zarum-Daaray, luego secuestraron a tres personas en otras aldeas, incluidos jefes", indicó el viernes por la noche a la AFP un vecino de la zona.

"Creemos que ahora están atacando a todos los que no quieran colaborar con ellos", agregó.

"La estrategia del EIGS [Estado Islámico en el Gran Sahara] es acabar con el sistema de jefes tradicionales [muy influyente en Níger] en las zonas fronterizas. Es una forma de vaciar la zona de presencia efectiva del Estado para instalarse e imponer su ley", explicó a la AFP recientemente una fuente de seguridad.

El 13 de noviembre, Ali Mainassara, jefe de Boni, una aldea del departamento de Ayeru (Tillaberi) fue asesinado tras haber sido secuestrado por hombres armados, según sus familiares.

Entre abril y julio, al menos tres jefes tradicionales y cuatro responsables tuareg fueron abatidos en ataques que, según fuentes de seguridad, habría cometido el grupo EIGS.

Publicidad

Publicidad