AFP

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, cumplió el domingo su primer año de gobierno entre manifestaciones opositoras contra la creciente violencia y un multitudinario mitin de simpatizantes, ante quienes defendió su polémica estrategia de seguridad resumida en "abrazos, no balazos".