Jesus Tefel (R) abraza a una amiga después de ser liberado de la prisión 'El Chipote', donde 16 personas pasaron 46 días detenidas por entregar agua a las madres en huelga de hambre en la iglesia de San Miguel en Masaya, Nicaragua

EFE

Un grupo de 16 opositores arrestados en noviembre pasado en Nicaragua mientras intentaban dar agua a nueve mujeres en huelga de hambre fueron excarcelados la madrugada de este lunes de manera sorpresiva.

Entre los disidentes excarcelados se encuentra la estudiante de doble nacionalidad belga y nicaragüense Amaya Coppens, cuyo caso ha sido discutido en el Parlamento Europeo.

Publicidad

Los disidentes, autodenominados "la banda de los aguadores", fueron enviados a sus casas junto con otros opositores que llevaban meses o incluso más de un año en prisión, como el caso de Pedro Gutiérrez.

La cantidad de "presos políticos" excarcelados todavía es incierta. Gutiérrez afirmó que son 48, mientras que una lista preliminar elaborada por grupos opositores menciona 32.

Publicidad

La excarcelación de los "presos políticos" fue confirmada por los propios reos, así como por varios integrantes de la opositora Alianza Cívica Azul y Blanco.

"¡Salimos, lo logramos! Había gente de La Modelo y de otros centros penitenciarios, no estamos seguros quiénes, pero los 16 de 'El Chipote' vamos para nuestras casas, corran a recibir a sus familias. ¡Libertad para Nicaragua!", dijo Olga Valle, tras ser excarcelada.

La "banda de los aguadores" fue arrestada cuando intentaban donar agua a nueve mujeres que hacían huelga de hambre por la libertad de los "presos políticos", a quienes la Policía mantenía sitiadas en una parroquia para evitar ayuda humanitaria, luego de que el Gobierno cortó el suministro de energía y agua.

Las razones de la excarcelación hasta ahora no han sido divulgadas por el Gobierno.

Aunque diversos grupos opositores mantienen campañas constantes en demanda de la liberación de los "presos políticos", la excarcelación de esta madrugada fue sorpresiva.

Una fuente cercana a "la banda de los aguadores" afirmó a Efe que existían conversaciones entre el nuncio apostólico en Nicaragua Waldemar Stanislaw Sommertag y el Gobierno para lograr una visita especial a "presos políticos" los días 30 y 31 de diciembre, pero no tenía conocimiento de la excarcelación.

Hasta ayer la oposición contaba 148 "presos políticos" en las cárceles de Nicaragua, más otras 82 personas de las que no se tiene noticias desde que fueron capturadas por policías y paramilitares, aparte de 7 desaparecidas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que señala al Gobierno de Daniel Ortega como responsable de la violencia, ha indicado que al menos 328 personas han muerto en el marco de la crisis que inició en abril de 2018. Organismos locales cuentan hasta 651. El Gobierno admite 200.

Ortega ha explicado que se defiende de un "golpe de Estado fallido".

Publicidad

Publicidad