AFP

Una inmensa multitud llenó las calles de Teherán el lunes para rendir homenaje al general Qasem Soleimani, el comandante más admirado de Irán, muerto en un ataque estadounidense en Irak.