Cardenal niega que maniobró a Benedicto para libro

AP

El cardenal del Vaticano coautor con el papa emérito Benedicto XVI de un libro que defiende el celibato sacerdotal negó enérgicamente el martes haber maniobrado para que el texto, que causó escándalo, fuera publicado.

El cardenal guineano Robert Sarah, quien dirige la oficina vaticana de liturgia, respondió a versiones periodísticas según las cuales “fuentes muy cercanas” a Benedicto aseguraron que el papa jubilado no vio o aprobó el texto final.

Publicidad

Sarah dio a conocer cartas de Benedicto que dejan en claro que el pontífice de 92 años redactó el texto y aprobó su publicación como libro. “Estas difamaciones son excepcionalmente graves”, tuiteó Sarah.

La controversia pone de manifiesto el enfrentamiento entre conservadores y progresistas en la Iglesia Católica que se ha profundizado tras la decisión de Benedicto de jubilarse en 2013 y el ascenso del papa Francisco, de mentalidad reformista.

Publicidad

La participación de Benedicto en el libro “Desde lo profundo de nuestros corazones” pareció un intento de interferir en el magisterio del papa Francisco, quien ha dicho que en las próximas semanas publicará un documento que se prevé aludirá a si los hombres casados pueden recibir la ordenación sacerdotal en la Amazonía dada la falta de sacerdotes en la región.

La reafirmación por Benedicto de la “necesidad” del celibato sacerdotal implicaba que el papa jubilado intentaba influir sobre el pensamiento del pontífice actual.

Su intervención fue tanto más sorprendente por cuanto al retirarse en 2013 había jurado vivir “oculto del mundo” para evitar cualquier sospecha de que aún ejercía la autoridad papal.

El libro incluye una introducción y una conclusión, que se dice fueron escritas conjuntamente por Benedicto y Sarah, y un capítulo cada uno. The Associated Press obtuvo galeras del texto en inglés “From the Depths of Our Hearts” después que el diario francés Le Figaro publicó algunos pasajes el domingo.

Después de los trascendidos iniciales, los partidarios de Francisco denunciaron rápidamente que miembros del séquito derechista de Benedicto habían manipulado al expapa para que escribiera un texto que equivalía a un ataque frontal al pontífice actual. Algunos dijeron que se trataba de abuso contra un anciano, dada la edad y la debilidad creciente de Benedicto.

Los conservadores, muchos de los cuales echan de menos la ortodoxia de Benedicto, rechazaron el argumento y destacaron que también Francisco ha reafirmado el “don” del celibato sacerdotal.

El Vaticano trató de atemperar los ánimos al insistir que el libro era solo un “aporte” a la discusión sobre el celibato escrito por dos prelados en “obediencia filial” al papa.

Sarah negó toda manipulación de su parte y dijo que Benedicto participó plenamente del proceso. Habló después que el diario español ABC informó que de acuerdo con “fuentes muy cercanas a Joseph Ratzinger” el papa jubilado no participó del proyecto y había sido objeto de una manipulación editorial. El diario argentino La Nación publicó un informe similar.

Publicidad

Publicidad