EFE

La Fiscalía de Ulm (sur de Alemania) acusó este jueves a una enfermera de esta ciudad de haber suministrado morfina de forma injustificada a cinco bebes prematuros, poniendo gravemente en riesgo su salud.