Las fuerzas armadas ucranianas indicaron en un comunicado que los separatistas trataron de penetrar hasta la zona controlada por el gobierno pero fueron repelidos

AP

Las fuerzas ucranianas y los separatistas prorrusos se culparon mutuamente el martes por la reanudación de los combates en las zonas dominadas por los rebeldes en el este del país.

Las fuerzas armadas ucranianas indicaron en un comunicado que los separatistas trataron de penetrar hasta la zona controlada por el gobierno pero fueron repelidos.

Publicidad

El presidente Volodymyr Zelenskiy dijo que se trató de “una provocación cínica”.

Los separatistas en la región Luhansk, sin embargo, culparon a Kiev por la violencia. Aseguraron que los combates comenzaron cuando soldados ucranianos intentaron incursionar en territorio rebelde cerca de la aldea de Holubovske, pero terminaron en medio de un campo minado.

Publicidad

El comandante de las fuerzas armadas ucranianas, coronel-general Ruslan Khomchak, declaró que un soldado ucraniano murió y otros cinco resultaron heridos en combate. Añadió que cuatro separatistas perecieron y otros seis resultaron heridos.

Los separatistas afirmaron que dos soldados ucranianos murieron y otros tres fueron heridos, y que las fuerzas ucranianas lanzaron artillería para cubrir su evacuación.

Añadieron que un civil en Holubovske resultó herido por el cañoneo ucraniano que además dañó estructuras en las aldeas de Kirovsk y Donetskiy.

Son los combates más recientes en el conflicto del este de Ucrania, que ha dejado 14.000 muertos desde el 2014.

Un acuerdo de paz mediado por Francia y Alemania en 2015 redujo la intensidad de la violencia pero persisten los choques esporádicos y los intentos de poner fin a la disputa se encuentran estancados.

En un encuentro en París en diciembre, los líderes de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania acordaron organizar un intercambio de prisioneros y velar para que se respete una tregua. Sin embargo, no hubo avances en temas espinosos como la convocatoria a elecciones en el este de Ucrania y la restauración del control ucraniano en su frontera oriental.

Publicidad

Publicidad