AFP

Casi 200 kilómetros por encima del Circulo Polar Ártico, el “IceHotel” recibe a decenas de turistas en el norte de Suecia. Los huéspedes deben resistir temperaturas de -5°C en sus habitaciones.