AFP

El gobierno turco dejará de impedir que los migrantes que intentan entrar en Europa crucen la frontera. Como respuesta, Grecia incrementó sus patrullas en el límite con Turquía y la Unión Europea instó a Ankara a respetar sus compromisos en control migratorio.