Entre las medidas más radicales destaca la suspensión temporal de la entrada de visitantes a los lugares sagrados del islam en las ciudades de La Meca y Medina

EFE

Las autoridades de Arabia Saudí anunciaron hoy que han diagnosticado el primer caso de coronavirus en el país, en un ciudadano saudí procedente de Irán a través de Baréin, mientras que en Jordania se ha detectado el primer contagio en un ciudadano que regresó al país desde Italia hace dos semanas.

El Ministerio de Salud saudí informó en un comunicado de que el contagiado no declaró a su llegada al reino que procedía de Irán, por lo que no fue sometido a los controles sanitarios pertinentes.

Publicidad

Posteriormente, se comprobó que estaba infectado y se encuentra en cuarentena en un hospital, afirmó el departamento en la nota.

En los pasados días, el Gobierno saudí había tomado estrictas medidas para evitar la llegada de la enfermedad al reino, debido a que varios países vecinos han registrado decenas de contagios.

Publicidad

Entre las medidas más radicales destaca la suspensión temporal de la entrada de visitantes a los lugares sagrados del islam en las ciudades de La Meca y Medina para realizar la "umra" o peregrinación menor, que cada año efectúan millones de personas.

Asimismo, Arabia Saudí suspendió los visados turísticos para los ciudadanos de países afectados por el COVID-19.

Además, ayer aseguró que había preparado 8.000 camas en 25 hospitales en todo el país para tratar a posibles contagiados por el virus, incluidas más de 2.000 camas para aislarlos.

Por su parte, el ministro de Salud jordano, Saad Yaber, informó este lunes del primer caso confirmado de coronavirus en un hombre que había viajado a Italia y que acudió anoche al hospital con síntomas.

Otro ciudadano jordano que había viajado con él fue sometido a las pruebas pero el resultado es negativo, según el titular.

Jordania prohibió la semana pasada la entrada de viajeros procedentes de China, Irán, Corea del Sur e Italia, y los jordanos que regresen a casa desde esos países son sometidos a una cuarentena de dos semanas.

Medidas similares han tomado otros países de la región, que han extremado las precauciones con los viajeros procedentes de Irán, sobre todo en el caso de Irak, adonde acuden muchos fieles chiíes para visitar lugares sagrados, y de momento se han encontrado 25 casos de coronavirus.

Kuwait es el país que ha contabilizado más casos hasta el día de hoy, con un total de 56, seguido de Baréin, donde hay 49 casos confirmados, la mayoría de ellos entre personas que han viajado a Irán o han estado en contacto con otras que lo han hecho.

Emiratos Árabes Unidos ha detectado una veintena de contagios, mientras que los vecinos Qatar y Omán, menos de diez cada uno.

En el Líbano hay una decena de casos confirmados y Egipto anunció hoy su segundo caso, después de que el primer enfermo detectado el 14 de febrero se haya curado, según las autoridades locales y la Organización Mundial de la Salud.

Publicidad

Publicidad