AFP

Turquía confirmó el domingo que lanzó una ofensiva militar de envergadura en Siria contra el gobierno de Bashar al Asad, dos de cuyos aviones fueron derribados, mientras seguía presionando a Europa dejando pasar a miles de refugiados hacia Grecia.