Varsovia Internacionales -  10 de junio 2020 - 16:21hs

TV estatal polaca intenta desacreditar a candidato opositor

La televisión estatal polaca recibió fuertes críticas el miércoles por su cobertura negativa del principal candidato opositor en la elección presidencial de este mes. Grupos de vigilancia la acusaron de recurrir a imágenes antisemitas y racistas.

El alcalde de Varsovia, Rafal Trzaskowski, que enfrenta al presidente derechista Andrzej Duda, fue presentado en un noticiero el martes como alguien que serviría a los intereses de un “poderoso cabildo extranjero” y no de los polacos en caso de ganar.

La TVP, financiada por los contribuyentes, tiene la obligación de ser políticamente neutra, pero la emisora y otros medios financiados con fondos públicos se han dedicado a propagandizar los logros del partido derechista gobernante Derecho y Justicia y criticar a la oposición.

Reporteros Sin Fronteras ha acusado a los medios públicos polacos de actuar como “voceros de la propaganda gubernamental”. Ciudadanos mayores críticos del gobierno dicen que les recuerda la propaganda oficial de la era comunista.

Duda enfrenta a nueve candidatos opositores en la elección del 28 de junio. Trzaskowski aparece como el rival principal y las encuestas indican que probablemente será necesaria una segunda vuelta el 12 de julio.

El programa de siete minutos contra Trzaskowski, candidato del partido centrista europeísta Plataforma Cívica, destacó que éste aceptó a 7.000 refugiados en 2015, decisión que derogó Derecho y Justicia al llegar al poder ese año.

El programa mostró escenas de disturbios violentos protagonizados por gente de tez oscura en ciudades occidentales y dijo que esas escenas se verían en Polonia en caso de un triunfo opositor.

Andrzej Krajewski, miembro de la junta directiva de la Sociedad de Periodistas, dijo que el programa desechaba las normas periodísticas y era propaganda pura, por ejemplo, al tratar de desacreditar a Trzaskowski con el uso selectivo de detalles y al tratar de vincularlo con el inversionista George Soros, una figura odiada por los nacionalistas en todo el mundo.