Miles de hombres y mujeres llenaron rápidamente las áreas segregadas en el exterior de Santa Sofía

AP

Miles de fieles musulmanes acudieron el viernes a la icónica Santa Sofía en Estambul para participar en los primeros rezos musulmanes celebrados en 86 años en el templo, que en su día fue una de las catedrales más importantes del cristiandad, luego fue una mezquita y más tarde un museo, antes de su reciente reconversión en mezquita.

Está previsto que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, asista a las primeras oraciones en el monumento de 600 años de antigüedad junto a otros 500 dignatarios, mientras cumple lo que describió como el “sueño de nuestra juventud” anclado en el monumento islamista turco.

Publicidad

Miles de hombres y mujeres, muchos de ellos llegados desde otras partes del país, llenaron rápidamente las áreas segregadas en el exterior de Santa Sofía, o Hagia Sofía, para tomar parte en las primeras plegarias. Varios habían acampado cerca de la estructura durante la noche. Docenas de fieles se saltaron un control policial para correr hacia el templo y las normas de distanciamiento social, en vigor por la pandemia del coronavirus, se ignoraron, según reportaron medios turcos.

Líderes de la Iglesia ortodoxa en Grecia y Estados Unidos programaron “un día de duelo” durante la jornada.

Publicidad

Ignorando las críticas internacionales, Erdogan emitió este mes un decreto que devolvió la categoría de mezquita al histórico edificio, poco después de que la Corte Suprema del país determinó que Santa Sofía había sido declarada museo de forma ilegal hace más de ocho décadas. La estructura, considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, ha sido renombrada “Gran Mezquita Hagia Sofía”.

La decisión causó consternación en Grecia, Estados Unidos y entre las iglesias cristianas, que habían pedido a Erdgan que mantuviese su estatus de museo como un guiño a la herencia multirreligiosa de Estambul y símbolo de la unidad entre cristianos y musulmanes. El papa Francisco expresó su tristeza por la decisión.

Construida en la época del emperador bizantino Justiniano en 537, Hagia Sophia se convirtió en mezquita con la conquista otomana de Estambul en 1453. Mustafa Kemal Ataturk, el líder fundador de la república turca secular, la convirtió en museo en 1934.

Publicidad

Publicidad