AFP

Dos personas murieron el lunes en Bagdad alcanzados por granadas lacrimógenas de la policía durante protestas por la falta de servicios públicos, convirtiéndose en las primeras víctimas mortales por manifestaciones bajo el nuevo gobierno de Irak.