Alemania ayudará al Líbano con la reconstrucción

AP

Alemania está lista para ayudar al Líbano con la reconstrucción y más inversiones después de la explosión de la semana pasada, pero cualquier apoyo estará vinculado a reformas económicas y al fin de la corrupción generalizada en el país, dijo el miércoles el ministro alemán de Exteriores.

Heiko Maas habló después de un recorrido por el devastado puerto de Beirut, donde miles de toneladas de nitrato de amonio explotaron el 4 de agosto, matando al menos a 171 personas e hiriendo a miles.

Publicidad

Aún no se sabe qué provocó el incendio responsable de encender el nitrato de amonio. Sin embargo, tras la explosión han aparecido documentos que muestran que los productos químicos se almacenaron incorrectamente en el puerto de la capital libanesa durante más de seis años, aparentemente con el conocimiento de los principales funcionarios políticos y de seguridad.

“La dimensión de devastación y destrucción es casi inconcebible para las personas que viven en Alemania y, por lo tanto, también era muy importante para el gobierno alemán ayudar rápidamente”, dijo Maas.

Publicidad

El funcionario dijo que traía 4 millones de euros para la Cruz Roja y Naciones Unidas porque Alemania quiere que el dinero llegue a donde se necesita y “no para que desaparezca en canales oscuros de los que, lamentablemente, hay demasiados en el Líbano”.

“Esperamos que los políticos responsables hayan entendido la señal de los tiempos. La rabia de la gente es comprensible”, agregó Maas. Antes de llegar al país dijo que Líbano necesita un “importante reinicio” y reformas económicas integrales para reconstruir la confianza de sus ciudadanos.

Alemania ha prometido 20 millones de euros (unos 23 millones de dólares) de ayuda inmediata.

El incidente ha avivado la indignación y las protestas contra la clase política y derivó en la renuncia del gobierno el lunes.

Por otra parte, el ministro interino de Economía, Raoul Nehme, trató de calmar los ánimos diciendo que el Líbano no enfrenta una crisis de pan luego de que el único silo de trigo de la nación quedase destrozado por la explosión. Durante una visita al puerto, afirmó que hay suficiente harina almacenada para cuatro meses y que parte de la infraestructura está lista ya para recibir mercantes.

El director de la agencia de alimentos de la ONU, David Beasley, dijo el lunes que está “muy, muy preocupado” que el Líbano se quede sin pan en unas dos semanas y media porque el 85% del grano del país pasa por el devastado puerto de Beirut. Sin embargo, prevé que una zona del puerto podría estar operativa a finales de este mes.

Publicidad

Publicidad