AFP

El Tribunal Especial para el Líbano (TSL) declaró culpable el martes a Salim Ayyash, sospechoso de pertener a Hezbolá, por el asesinato en 2005 del ex primer ministro libanés Rafic Hariri, y absolvió a otros tres encausados, tras seis años de juicio.