El activista político Fernando Balda

EFE

El activista político Fernando Balda, quien persiguió judicialmente al exmandatario Rafael Correa, por su secuestro en 2012, anunció este viernes la retirada de su candidatura a la presidencia de Ecuador para los comicios de 2021.

Balda explicó que decidió renunciar a sus aspiraciones como candidato a la Presidencia con el objeto de lograr aglutinar más fuerza como aspirante a la Asamblea Nacional (Parlamento), a la luz de que los movimientos políticos opositores al correísmo no harán frente de manera conjunta al expresidente.

Publicidad

"La unidad no será posible por ahora, lo cual pone en riesgo el futuro democrático del Ecuador", advirtió en un comunicado el opositor, tras ofrecer una rueda de prensa en Guayaquil en la que hizo el anuncio.

El martes Correa anunció oficialmente su candidatura a la vicepresidente para los comicios de 2021, junto al economista Andrés Arauz, cuando el tablero electoral no ha terminado de conformarse y el actual Gobierno está en sus horas más bajas.

Publicidad

Sin embargo, no queda claro si el exgobernante que dirigió Ecuador entre 2007 y 2017 y reside en Bélgica, podrá concurrir como segundo mandatario del país o lo hará como asambleísta representante de la circunscripción en el exterior.

La aprobación de su inscripción está pendiente de recibir el aval de la autoridad electoral del país, mientras persiste el debate acerca de si podrá concurrir a las elecciones por diferentes requisitos y factores.

Entre ellos, que no ha podido presentar personalmente su solicitud de inscripción, el hecho de que existan dos sentencias judiciales -en primera y segunda instancias- en su contra por cohecho a la espera de que concluya el proceso, mientras es requerido por la justicia por el secuestro del propio Balda.

Correa tenía previsto ofrecer una rueda de prensa este viernes, que fue cancelada sin que se conozcan los motivos de su suspensión.

A última hora de la tarde del jueves el exvicepresidente Otto Sonnenholzner, que contaba con el respaldo de varios sectores sociales, comunicó que no tenía intenciones de presentarse como candidato a la Presidencia del país.

Balda avanzó en su escrito un inminente escenario de contienda electoral, "donde los representantes de los prófugos que han destruido al país quieren retomar el poder para seguir robando y garantizarse impunidad".

Y que por ello, argumento: "Con desprendimiento y responsabilidad, hemos decidido dimitir de la candidatura a la Presidencia de la República y continuar con nuestro trabajo por el Ecuador representando al pueblo en la Asamblea Nacional como los mejores fiscalizadores".

El político guayaquileño, de 46 años, concurrirá como asambleísta por el Movimiento Libertad es Pueblo Lista 9.

La trayectoria política de Balda se inició en 2006, cuando se sumó al movimiento izquierdista Alianza País que lideraba precisamente Rafael Correa, que abandonó un año después para adherirse al Partido Sociedad Patriótica.

Correa es requerido por la justicia ecuatoriana por el secuestro de Balda en Colombia en 2012, por el que la semana pasada fue condenado en primera instancia a nueve años de prisión el que fuera su secretario Nacional de Inteligencia (Senain), Pablo Romero. 

Publicidad

Publicidad