Eslovaquia: Absuelven a empresario por muerte de periodista

AP

Un panel de jueces en Eslovaquia absolvió el jueves a un empresario acusado de planear los asesinatos en 2018 de un periodista y su prometida.

Los jueces absolvieron al empresario Marian Kocner y a un coacusado por los asesinatos del periodista Jan Kuciak y su prometida Martina Kusnirova, ambos de 27 años.

Publicidad

La jueza Ruzena Sabova del Tribunal Penal Especializado en Pezinok dijo que no había pruebas suficientes para las condenas. Un tercer acusado fue declarado culpable y condenado a 25 años de prisión. Los fiscales apelaron de inmediato ante la Corte Suprema.

El Instituto Internacional de Prensa, con sede en Viena, calificó las absoluciones como “un gran revés para la justicia y la lucha contra la impunidad”.

Publicidad

“Estamos enormemente decepcionados por este veredicto, que repite un patrón trágico que vemos en todo el mundo: los sicarios van a la cárcel mientras que los responsables del asesinato de periodistas permanecen libres”, dijo el subdirector del Instituto Internacional de Prensa, Scott Griffen, quien asistió al juicio.

Los padres de Kuciak y Kusnirova abandonaron la sala del tribunal antes de que se completara la lectura de la sentencia. “Lo único que puedo decir es que estoy disgustado”, dijo a los medios Jozef Kuciak, padre del periodista.

Kuciak recibió un disparo en el pecho y Kusnirova recibió un tiro en la cabeza en su casa en la ciudad de Velka Maca, al este de Bratislava, el 21 de febrero de 2018.

Kocner supuestamente amenazó al periodista tras la publicación de una historia sobre sus negocios. Kuciak publicó nueve historias sobre el empresario.

Kuciak presentó una denuncia por las presuntas amenazas en 2017 y afirmó que la policía no actuó al respecto. Estaba investigando un caso de posible corrupción gubernamental cuando fue asesinado.

Otros dos acusados fueron condenados y sentenciados anteriormente. El exsoldado Miroslav Marcek se declaró culpable de disparar contra Kuciak y Kusnirova y fue sentenciado a 23 años de prisión en abril. Los fiscales dijeron que Kocner le pagó a Marcek para llevar a cabo los asesinatos.

Otro acusado que actuó como intermediario, Zoltan Andrusko, acordó cooperar con los fiscales a cambio de una sentencia menor y recibió una pena de prisión de 15 años en diciembre. Declaró que Kocner ordenó los asesinatos.

Los asesinatos provocaron importantes protestas no vistas desde las marchas contra el comunismo en 1989.

Publicidad

Publicidad