AFP

El líder de la oposición rusa Alexéi Navalni, víctima según su entorno de un envenenamiento el 20 de agosto en Siberia, dijo el martes que fue capaz de respirar sin ayuda, en sus primeras declaraciones públicas tras el episodio.