Alemania celebra un discreto 30 aniversario de reunificación

AP

Alemania conmemoró el sábado los 30 años de su reunificación, ofreciendo un cuadro generalmente positivo de los avances realizados con la unión del oriente y el occidente del país. El presidente declaró que hoy en día existe “la mejor Alemania que ha habido” y propuso un nuevo monumento para recordar a los “revolucionarios pacíficos” que ayudaron a poner fin al mandato comunista.

Alemania se reunificó el 3 de octubre de 1990, tras cuatro décadas de división durante la Guerra Fría. Alemania Oriental se unió a la república federal occidental menos de un año después de que los gobernantes comunistas del este, bajo la presión de las crecientes protestas, abrieron el Muro de Berlín y el resto de la fortificada frontera entre los dos estados el 9 de noviembre de 1989.

Publicidad

Si bien se ha hecho mucho progreso desde entonces, las diferencias económicas y de otro tipo entre el occidente y el menos próspero oriente siguen existiendo.

Una añeja tendencia de más personas abandonando el este de las que se mudaban allí finalmente terminó hace unos años. Las pensiones en la parte oriental se están acercando a los niveles de las del occidente, aunque los salarios son más bajos. Adicionalmente, las compañías más grandes de Alemania siguen teniendo sus sedes en el oeste, mientras que la polarización política ha sido más notoria en los últimos años en el este, donde el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania tiene una presencia fuerte.

Publicidad

La pandemia de coronavirus provocó que las celebraciones fueran de bajo perfil. Como dijo la canciller Angela Merkel esta semana, fueron “más tranquilas de lo que la ocasión realmente merecía”. El presidente Frank-Walter Steinmeier lideró la ceremonia principal en un salón de Potsdam, en las afueras de Berlín, con 230 invitados, alrededor de una quinta parte de la audiencia planeada originalmente.

Alemania tiene “motivos para estar orgullosa” en el aniversario de la reunificación y “ninguna pandemia puede entrometerse”, dijo Steinmeier. Resumió los sentimientos encontrados sobre el avance logrado en las últimas tres décadas diciendo que “no estamos tan lejos como deberíamos estar, pero al mismo tiempo estamos mucho más lejos de lo que habíamos pensado”.

Las ciudades orientales como Leipzig y Rostock ahora son económicamente más fuertes que algunas partes de la región industrial occidental de Ruhr, informó Steinmeier, que agregó que ahora hay “muchas más historias de éxito oriental”.

Publicidad

Publicidad