Las áreas afectadas por la ola de calor, inusual para esta época del año, son Siria, Líbano, Israel y los territorios palestinos

AP

Los incendios forestales desatados por una ola de calor en Medio Oriente han matado a tres personas, forzado a miles a dejar sus viviendas y detonado minas terrestres junto a la frontera entre Líbano e Israel, informaron el sábado funcionarios y la prensa estatal.

Las áreas afectadas por la ola de calor, inusual para esta época del año, son Siria, Líbano, Israel y los territorios palestinos.

Publicidad

Las llamas se extendieron el sábado por diversas áreas de Israel y Cisjordania por segundo día consecutivo, forzando a miles de personas a evacuar sus casas.

La policía israelí dijo en una declaración que bomberos y policías evacuaron a 5.000 residentes de la ciudad de Nof Hagalil, en el norte del país.

Publicidad

Uno de los países más afectados es Siria, donde los incendios mataron a tres personas y dejaron a decenas sufriendo problemas respiratorios en los últimos dos días. Los incendios quemaron amplias zonas de bosques, mayormente en la provincia central de Homs y la provincia costera de Latakia.

Con los bomberos abrumados, algunos residentes los ayudaron con métodos rudimentarios, arrojando baldes de agua a las llamas.

El sábado, los asistentes de mezquitas en diversas partes de Siria le rogaron a Dios que enviara lluvia para aliviar la sequía y frenar los incendios.

El director del Departamento de Bosques en Latakia, Bassen Douba, dijo que el número total de incendios llegó a 85, reportó la agencia noticiosa estatal SANA.

También en Latakia, incendios en Qardaha, ciudad natal del presidente Bashar Assad, dañaron gravemente un inmueble usado como almacén por la compañía tabacalera estatal.

En Líbano, bomberos respaldados por helicópteros del ejército combatían las llamas en el norte, el centro y el sur. Un incendio grande en la aldea sureña de Bater calcinó centenares de pinos y se estaba acercando a viviendas cuando fue controlado.

Junto a la frontera con Israel se reportaron incendios en varias aldeas, algunos de los cuales desataron explosiones de minas terrestres.

Publicidad

Publicidad