AFP

En las calles de La Habana abundan los animales abandonados, cuando no son sacrificados por la santería o liberados en arenas para luchas a muerte. Pero, en una señal de cambios en Cuba, bajo la presión de una clase media emergente, pronto se establecerá una ley para defender el bienestar animal.