Keith Raniere

EFE

Keith Raniere, el fundador de la secta sexual Nxvim, la cual se camufló como un grupo de autoayuda, fue condenado este martes a 120 años de cárcel en un tribunal neoyorquino después de ser declarado culpable de todos los cargos, entre ellos de tráfico sexual de adultos y menores, posesión de pornografía infantil y crimen organizado, en junio de 2019.

La sentencia del juez Nicholas Garaufis, del distrito este de Nueva York, supone a efectos prácticos una condena de cadena perpetua para el canadiense, al que este martes una quincena de víctimas describieron en el tribunal como un "depredador sexual", un "racista" un "mentiroso" y un "sádico".

Publicidad

El caso ha acaparado la atención de los medios por la implicación de varias destacadas personalidades como la actriz de Smallville Allison Mack, la intérprete de "Battlestar Galactica" Nicole Clyne, o la heredera del imperio licorero Seagram's, Clare Bronfman.

Publicidad

Publicidad